sábado, octubre 14, 2006

De vergüenza ajena

Joshmachine me ha pasado este enlace que no tiene desperdicio alguno. Nos enteramos ahora que Quentin Tarantino, en su visita a España hace un par de años, junto a David Carradine y Lawrence Bender para promocionar Kill Bill, se interesó en visitar La Ciudad de la Luz. Estos son unos nuevos estudios de cine afincados en la Comunidad Valenciana que tienen una pinta francamente estupenda. El caso es que después de cenar con su pareja, la también directora Sofia Coppola (Lost in Translation), le entraron las ganas de pegarse el viaje de Madrid a Valencia para ver esos nuevos estudios que se promocionaban como los mejores de Europa.

Tarantino llegó bien entrada la madrugada sin tan siquiera saber que el complejo aún no había sido inaugurado. Pero lo cierto es que este tipo de cosas no suelen ser un problema para las grandes estrellas, a las que se les abre las puertas de par en par en cualquier lugar y momento. Pero no en España. Y no por los motivos antes mencionados, sino por que por lo visto, Gonzalo Morell, el entonces director general de Coordinación de Grandes Proyectos de la Generalitat Valenciana, no sabía quién era Tarantino, de forma que le denegó el acceso. Y aunque los estudios parece que van viento en popa (Antonio Banderas ha rodado en ellos parte de su nueva película como director), en su momento fue una forma estúpida de desaprovechar la presencia de alguien de renombre internacional para promocionarse.

3 comentarios:

Mangarran dijo...

Pues sí. Da vergüenza la verdad. Cosas como estas solo pueden pasar aquí. Endevé.
En fin, son cosas de este país imaginario.
PD: me encanta tu blog.

MIA dijo...

HIJOS DE PUTA

galko dijo...

Estuve en la premier de Kill Bill con Tarantela, en la Gran Vía. Una pena que no tuviera la cámara de fotos operativa por aquel entonces, porque me hubiera gustado tener algún recuerdo.
Me gusta mucho tu web. Ánimo con ella!
Un saludo.