martes, septiembre 19, 2006

The Open Road

En una entrada anterior comentamos que la primera película de Quentin Tarantino fue en realidad My Best Friend's Birthday, un film amateur inconcluso de donde salieron las principales ideas para la posterior Amor a Quemarropa. Después de todas las dificultades que le ocasionó el rodaje de ese primer film, además de los posteriores desplantes de más de un productor cinematográfico, Tarantino decidió rescribir el guión por que seguía pensando ciegamente que la historia era lo suficientemente buena. Así que junto a su amigo Roger Avary se enfrascó en la escritura de The Open Road.

El guión, por muy brillante que este fuera, estaba escrito a mano, con una dudosa caligrafía, y repartido en hojas de diferentes tamaños y colores. Aún así, Cathryn James, la agente de QT, supo ver más allá de la mala impresión inicial que podía causar ese guión. Por desgracia la manager se topó de morros contra las mentes cerradas de todos los productores de Hollywood, que no solo no quedaban maravillados ante el guión de Quentin, sino que les causaba el más absoluto asco, hasta tal punto de despreciar a la propia Cathryn James. QT cogió las riendas de su guión y se lo acabó presentando al cazatalentos Stanley Margolis, que pese a que My Best Friend's Birthday no le había causado una grata impresión, si supo ver en The Open Road algo lo suficientemente interesante como para invertir su dinero. Por desgracia, el proyecto no alcanzaba a ver la luz nunca.

The Open Road estaba dividido en dos partes: en la primera todo era similar a Amor a Quemarropa, donde la prostituta Alabama acaba siendo el regalo de cumpleaños de Clarence, y estos terminan tan enamorados que se enfrentan a su chulo y se escapan con un maletín lleno de droga. La segunda parte era como Asesinos Natos, donde el film acababa transformándose en una road movie en la que Clarence y Alabama, a causa de todos los violentos sucesos vividos, terminaban por actuar como auténticos asesinos en serie, dejando un reguero de sangre allá por donde pasaban. Esta última parte fue escrita por Quentin con la idea de que los protagonistas fueran encarcelados y así mostrar todas las anécdotas que le surgieron cuando estuvo en prisión después de la pelea que mantuvo con unos agentes que reclamaban unos impagos.

Tarantino vendió The Open Road por poco dinero (entre 30.000 y 50.000 dólares según la fuente), sin poder reservarse el derecho de dirigir su propio guión y con la particular de que no cobraría ni un solo céntimo hasta que la película fuera estrenada. La parte final escrita a posteriori de su paso por la cárcel se acabó titulando Asesinos Natos, y los personajes cambiaron su nombre por el de Mickey y Mallory. Quentin llamó la atención de los cambios de guión que habia realizado, y esta última parte ya desprendida de la primera (titulada ahora Amor a Quemarropa), fue a parar a las manos del productor Don Murphy, para acabar siendo dirigida por Oliver Stone. Por su parte Amor a Quemarropa seguía en manos de Margolis, que al ver el éxito que comenzó a tener Tarantino años después con Reservoir Dogs, no tardó en ubicar el guión hasta que fue dirigido por Tony Scott.

En definitiva, The Open Road comenzó siendo una historia protagonizada por una única pareja de fugitivos, para acabar desdoblándose en Amor a Quemarropa y Asesinos Natos. Sendos guiones fueron escritos por Quentin mucho antes que Reservoir Dogs, pero las circunstancias hicieron que ambas películas no vieran la luz hasta un tiempo después del primer éxito tarantiniano. Y mientras que Tony Scott fue muy respetuoso con el trabajo escrito por Tarantino (a excepción del final, que lo alteró), Oliver Stone (en la foto) destrozó totalmente su guión original, siendo este el film más alejado e impersonal de todo el universo QT.

1 comentario:

Mia Wallace dijo...

Quentin estuvo en la cárcel??
Por favor, aclaradme eso.
Thanks.