miércoles, septiembre 13, 2006

Abierto hasta el Amanecer: el juego

Ahora que hace poco que salió el videojuego de Reservoir Dogs, es un buen momento para recordar el otro juego tarantiniano que existe hasta la fecha (serían tres si no hubieran cancelado en su momento el de Kill Bill). El videojuego de Abierto hasta el Amanecer apareció para PC en el año 2001 de la mano de Gamesquad y Cryo bajo el motor gráfico de The Devil Inside, un divertido juego de la época. La historia la escribió Huber Chardot, creado de la saga de terror Alone in the Dark.

El juego está planteado en forma de secuela de la película original: Seth Gecko, después de sobrevivir a la horda de vampiros del local La Teta Enroscada, es capturado y va a prisión, siendo culpado no solo de sus crímenes anteriores, sino también de los perpetrados en el conocido antro mexicano. Pero la desgracia persigue a nuestro criminal protagonista, ya que la cárcel de máxima seguridad donde está recluido queda infestada de vampiros sedientos de sangre. Gracias a todo el follón que se ocasiona, Seth consigue salir de su celda y armarse para enfrentarse de nuevo a los chupa-sangre.

A nivel jugable se trata de un juego de acción en tercera y primera persona (se puede ir variando), que acontece siempre dentro de una monótona prisión, que hace que cada nivel sea más aburrido que el anterior. A nivel gráfico no es ninguna proeza, ya que pese a su antigüedad, es contemporáneo a obras maestras como Max Payne, a la que no llega a la suela del zapato. Por otra parte, los vampiros parecen más una especie de lagartos sacados de la serie V, aunque he de reconocer que eran más aceptables en el momento de su lanzamiento; el tiempo no ha jugado a su favor.

En cuanto al protagonista, podríamos decir que es lo mejor del juego y lo único fiel al film original. Viste de forma similar, con unos tatuajes parecidos y empuña el arma “de lado” al más puro estilo Tarantino, aunque en su versión original George Clooney no cedió su voz al personaje. En cuanto a nuestro país, Tomás Rubio fue el encargado de doblar a Seth Gecko en la versión española, doblaje acorde a la calidad del juego; todo aficionado a los juegos de ordenador conoce de sobras a este doblador especializado, que ha perpetrado personajes tan carismáticos como Max Payne o George Stobbart de Broken Sword.

En definitiva, un primer debut en esto de los videojuegos muy flojo, tanto que ni el más completista de los fans de Quentin Tarantino le merece la pena probar. Aunque hay algún guiño al espectador (como cuando le dicen a Seth: “tu historial delictivo parece sacado de una película de Tarantino”), lo cierto es que ya era un juego del montón en su época, y el paso del tiempo solo le ha convertido en un juego mediocre. Aún así, si la curiosidad puede contigo quizás lo encuentres de saldo en alguna superfície comercial.

No hay comentarios: